Limpia la energía de tu casa


👁‍🗨La purificación elemental☆•°

Este rito utiliza los poderes de los cuatro elementos (Tierra, Aire, Fuego y Agua) para limpiar la casa. Cuando esté a solas en la casa o en presencia de su familia o compañeros de casa, junte en una mesa lo siguiente:


☆ Una taza o un plato llano con sal ☆ Un incensario ☆Incienso de resina (o cualquier otro dulce y humeante, incienso, palos, conos o polvo) ☆ Una vela blanca ☆ Una taza con agua pura y limpia


Encienda el incienso y la vela. Póngase de pie delante de la mesa y ábrase usted mismo a la casa. Sienta sus energías y diga algo como lo siguiente (siéntase libre de improvisar): “Yo os mando, instrumentos de los elementos, barrer mi casa de todo mal. Esta es mi voluntad, por lo tanto, se pulverizará” Coja el plato con la sal, moviéndose en sentido de las agujas del reloj, eche una pizca de sal en cada esquina de cada habitación, diciendo las siguientes o similares palabras: “¡Por los poderes de la Tierra, yo limpio esta casa!”


En su imaginación vea la sal quemando toda la negatividad, mientras la está arrojando. Su purificación será tan fuerte como sus visualizaciones. También eche unas porciones en las alacenas y armarios, a través de las ventanas y puertas abiertas, dentro de los áticos y sótanos, y en el garaje. En seguida deje la sal y coja el incensario. Mientras el incienso humea, llévelo siguiendo la misma ruta que usó con la sal. Sosteniéndolo delante de las puertas abiertas y ventanas y en las esquinas de cada habitación, visualice al incienso limpiando toda la negatividad y todo mal. Diga lo siguiente a intervalos regulares: “¡Por los poderes del Aire, yo limpio esta casa!”

Una vez que haya caminado a través de toda la casa, deje el incensario y coja la vela encendida y haga la misma ruta. De nuevo visualice, moviéndose en el sentido de las agujas del reloj, y sosteniendo la llama delante de las ventanas y puertas, viéndola brillar con mágicos poderes, quemando toda la negatividad. Diga de vez en cuando: “¡Por los poderes del Fuego, yo limpio esta casa!” Al final, ponga la vela en la mesa y coja la taza con agua. Rocié agua a través de toda la casa, en cada esquina y en las salidas y en las entradas. Lance algunas gotas a las ventanas y a través de ellas. Vea y sepa que el agua está arrastrando al mal con una ola de poder mágico. Diga lo siguiente:

“¡Por los poderes del Agua, yo limpio esta casa!” Ponga la taza en la mesa y permanezca de pie durante unos minutos. La casa se deberá sentir calmada, en paz, fresca y limpia. Si no repita el ritual. Cierre las puertas y ventanas, y si el tiempo lo permite, deje la sal, el incienso, la vela y el agua juntas en la mesa hasta que la vela se consuma completamente y el incienso se reduzca a cenizas.


✅Gracias por leer, extraído del libro de Scott C.

Si necesitas una limpieza por un profesional, comunícate con nosotros

Sobre Nosotros

Servicios

Medios de Pago

Contacto

​

​

Trabaja con nosotros

Descargo de responsabilidad

Publicita con nosotros

Escribi en el blog

© 2023 por Pisos Perfectos. Creado con Wix.com